ADECA nace en 2011, fruto del acuerdo entre profesionales especializados en el asesoramiento integral a empresas, con un largo recorrido profesional a sus espaldas.

Nuestros principales frentes de actuación son la auditoría legal de cuentas, y la colaboración con la Administración de Justicia (principalmente en el ámbito concursal); no obstante, el amplio bagaje en el asesoramiento jurídico, económico y financiero a empresas y profesionales tanto de sus socios fundadores, como de su plantilla profesional y colaboradores directos, le viene permitiendo en estos años prestar sus servicios con éxito en otros ámbitos, principalmente relacionados con la consultoría empresarial.

La formación sistemática, la confianza de nuestros clientes, y el esfuerzo por la continua adaptación a las necesidades cambiantes del tejido empresarial, nos han permitido crecer como despacho; no obstante, los pilares básicos de nuestras actuaciones profesionales permanecen (y permanecerán en el futuro) INTACTOS desde nuestra fundación:

RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO

Contratar los servicios profesionales de ADECA implica el máximo esfuerzo por nuestra parte, combinando el afán de alcanzar la excelencia técnica de nuestras actuaciones, con el compromiso con los intereses y necesidades del cliente; todo ello en aras de superar las expectativas puestas en nuestro despacho.

HUMILDAD

Aunque dicen que desaparece cuando se presume de ella, en ADECA confiamos en el trabajo bien hecho desde la humildad y la honradez, lo cual nos lleva a un continuo afán de superación personal y a un compromiso con la formación de nuestro equipo profesional.

HONESTIDAD Y TRANSPARENCIA

Son dos principios básicos que guían nuestras actuaciones profesionales, y nuestras relaciones tanto a nivel interno, como con nuestros clientes.

ÉTICA PROFESIONAL

Preside todas nuestras actuaciones, tanto para evitar cualquier conflicto de intereses como en el asesoramiento y defensa de los asuntos de nuestros clientes. Creemos firmemente en el cumplimiento de los códigos deontológicos de los colegios profesionales a los que pertenecemos, que entendemos van más allá del mero adorno de los Estatutos de la profesión.